Irán rentabiliza el acuerdo nuclear

Hace poco más de un año que Irán firmó el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA en inglés) con el grupo Grupo 5+1 compuesto por Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, China y Francia más Alemania, con el que finalizaban las sanciones internacionales a la República Islámica a cambio de desmantelar su programa de armamento nuclear.

Desde entonces, según el último informe anual del Departamento de Defensa estadounidense, las capacidades de ciberguerra de Irán han pasado a un lugar primordial en su estrategia de defensa junto a la modernización de sus sistemas de misiles.

Sin duda, el levantamiento de las sanciones internacionales al país islámico tiene mucho que ver en que dicha nueva estrategia pueda llevarse a cabo. Desde hace un año Irán tiene acceso a todo un mercado de nuevas tecnologías que los países occidentales están deseosos de vender, logrando suculentos contratos que alegren las respectivas economías. Esas nuevas tecnologías son las que, en gran medida, están ayudando a Irán a mejorar sus capacidades de ciberguerra.

Otra gran beneficiado del acuerdo JCPOA ha sido Rusia, que nada más firmarse, se vio libre de vender a Irán su sofisticado sistema de misiles S-300. Informaciones del Ministerio de Defensa de Rusia dan a entender que más de la mitad  del acuerdo se ha cumplido a estás fechas y que se espera que a final de año se hayan entregado todos los sistemas firmados (obviamente sin especificar la cantidad exacta de ellos).

Así que, nuevamente, Irán ha sabido rentabilizar como nadie su estrategia en términos de defensa con unas posturas mucho más inteligentes que las de otro país del llamado “Eje del Mal” como Corea del Norte.

El Lince Analista