Rusia entrega a Siria dos Su-24M2

La Fuerza Aérea Siria ha recibido sus dos primeros cazabombarderos todo tiempo Sukhoi Su-24M2 modernizados procedentes de la VVS (Fuerza Aérea Rusia). Se espera que mejore las capacidades de combate de Siria en la lucha contra los terroristas.

Además de las dos unidades ya entregadas, Siria espera recibir otro ocho aviones en un futuro próximo. Los Su-24M2 están equipados con nuevos sistemas que mejoran sus capacidades y eficiencia en el combate, incluyendo aviónica mejorada, compatible tanto GPS y GLONASS y una nueva pantalla de datos. Las entregas, se dice, son parte de una orden del Ministerio de Defensa firmada en 2009.

Comentario: En principio no hay nada inusual en estas incorporaciones al arsenal sirio ante la necesidad de la reposición urgente ya que han perdido dos de sus aviones recientemente.

Pero el motivo real de estas entregas y sobretodo de las futuras con equipos modernizados podria estar detras de “eludir”, por parte de Moscú, los acuerdos marcados en las conversaciones entre EEUU y Rusia en el marco de las operaciones en Siria contra el terrorismo Islamista.

Como comentó el columnista ruso Anton Mardasov “El 26 de julio, después de una reunión con el canciller ruso, Sergei Lavrov, el Secretario de Estado John Kerry habló de los avances en las conversaciones sobre Siria, en particular, de coordinación en los ataques aéreos contra Daesh y el Frente al-Nusra, y un alto el fuego simultáneo al bombardeo de los insurgentes “moderados”. Sin embargo, estos “moderados” no han salido de las líneas del frente y siguen luchando contra el ejército de Assad.” Según el periodista, es que poco importa si las Fuerzas de Defensa Aeroespacial de Rusia son los que bombardean a los terroristas, o si se trata de la Fuerza Aérea Siria. “¿Qué diferencia hay si son pilotos rusos o sirios a los que están a los mandos de los Su-24? Lo más importante es que las bombas caen sobre sus objetivos designados.

¿Conclusión? Aquí la clave es que el gobierno de Damasco, a diferencia de Moscú, no está llevando a cabo ni está sujeto a ninguna negociación con Washington, y califica a toda la oposición armada en Siria, como elementos ‘terroristas’… y Moscú, como aliado de Assad busca la manera de ayudar a su socio contra todo elemento insurgente y al mismo tiempo cumplir los acuerdos a los que llega con los Estados Unidos.