Confirmada baja cazas A-4AR Argentina en 2018

La Fuerza Aérea Argentina se quedará en 2018 sin aviones de combate de forma oficial. Reitero lo de ‘oficial’ porque la ‘realidad’ es que a dia de hoy, Argentina no dispone de ningún caza a reacción operacional en servicio, ya que hace pocos meses quedó incapacitada la última unidad que les quedaba en estado de vuelo del A-4AR Fightinhawk, a lo que hay que sumar la baja definitiva a finales del año pasado de la exigua flota de cazas Mirage.

Los A-4AR Fightinhawk, desaginación dada a las más de 30 unidades A-4M Skyhawk ex US Marines adquiridas a los EE.UU. en los ’90 y posteriormente modernizadas, ya no tienen posibilidad de mantenimiento debido a la obsolescencia de sus componentes y a que se han quedado sin mercado donde obtener repuestos para mantenerlos en servicio.

Comentario. En este último factor ha tenido una relevancia vital la empresa estadounidense Draken Internacional, firma que opera la mayor flota de cazas privada, proporcionando servicio de entrenamiento a otras Fuerzas Aerea. Con una flota de 11 cazas A-4 Skyhawk modernizados a un estandar equivalente a un F-16 MLU, ha acaparado gran parte de los pocos repuestos accesibles en los últimos años.

La noticia no hace más que confirmar la desastrosa situación de la Fuerza Aérea Argentina, cuyos pocos recursos economicos se han tenido que centrar en programas más modestos y a la vez vitales como la modernización de los aviones de transporte C-130 Hercules. Una bicoca para los contrabandistas que operan en las extensas fronteras de su espacio aereo casi con total impunidad.