El renacer de la marina de guerra de Pedro el Grande

Una economia recuperada, en gran parte gracias a los “petro-rublos” y a sus exportaciones energeticas y una necesidad imperiosa de recomponer sus fuerzas estratégicas, sobretodo sus fuerzas navales, están llevando a Rusia a un esfuerzo sin igual durante los últimos años a fin de reconstruir de las auténticas cenizas una marina rusa que llegó al colapso tras la caída de la Unión Soviética.

Rusia y su marina de guerra están a las puertas de empezar una nueva variante y más silenciosa Guerra Fría, pero esta vez hay un cambio de  eje, donde el Atlantico y la Flota del Norte pierden todo el protagonismo. El pacifico y sus bases en la costa e islas más orientales del pais toman todo el protagonismo frente al auge del “incomodo” vecino chino. Un aliado con tintes de rebeldía “adolescente” a punto de iniciar la independencia tecnología de Rusia y atento a los inmensos yacimientos energéticos por explotar en Siberia.

Es por ello que Rusia ha comisionado su nuevo submarino balístico SSBN de la clase Borei a la Flota del Pacífico, donde también se destinarán los dos buques portahelicópteros y de asalto LHD de la clase Mistral construidos por Francia. A todo ello hay que unir algo que pocos conocen y es la construcción de una nueva base ultramoderna y parte de ella subterránea, de submarinos nucleares, que se situará en algún punto cercano de la actual base de  Petropavlovsk, en la península de Kamchatska.

Pero vamos con la actualidad…  El nuevo submarino ruso de propulsión nuclear, K-329 “Severodvinsk”, completó con éxito su primera salida y pruebas de mar, iniciadas el pasado 12 de septiembre. Dichas pruebas se continuarán desarrollando en el Mar Blanco a lo largo de los dos meses, esperando que pueda ser entregado a finales de año.

En total, Rusia planea construir entre seis y diez submarinos multipropósito del denominado Proyecto 885 Yasen, o clase Graney según código OTAN. El segundo SSN de esta clase, el “Kazán”, se está construyendo en los astilleros de Sevmash cerca de Arjánguelsk y su entrega está prevista para el 2015.

Este submarino desplaza más de 13.000 toneladas y tiene 119 metros de eslora. Alcanzar velocidades entre 16/31 nudos y desciende a 600 metros de profundidad. Es altamente automatizado con una tripulación de tan sólo 85/90 hombres incluidos 32 oficiales. Su arsenal incluye misiles de crucero de largo alcance, torpedos, torpedos-cohete y minas. Se podría decir que son los equivalentes a la clase Sea Wolf de la US Navy. Es la pesadilla de cualquier capitán de submarinos de la US Navy y con la que siempre temió enfrentarse en los ’80 antes del colapso de la Unión Soviética.

Mientras tanto, ya se están definiendo los planes de dotación de los buques portahelicópteros y de asalto LHD de la clase Mistral.  Serán 16 los helicópteros embarcados en cada uno: ocho de combate Ka-52 Alligator (Hokum-B código OTAN) y otros tantos, de transporte Ka-29 (Helix-B código OTAN). La combinación podrá variar en función de los objetivos de cada misión. Los Ka-29, lógicamente, se encargarían del transporte y el desembarco de tropas de asalto, mientras que los Ka-52 les prestarían apoyo de fuego.

La utilización de los Ka-52 mantiene la tendencia actual de utilizar helicópteros de ataque desde el mar. Un concepto de reciente aparición en Europa, cuando tanto Francia como el Reino Unido desplegaron los helicópteros Tiger y Apache en sus buques respectivamente, a fin de apoyar las operaciones militares en Libia.

De esta manera, Rusia se une al “clan”, habiendo llevando a cabo las primeras pruebas marítimas con un Ka-52 a bordo del destructor “Vice Adm. Kulakov” asignado a la Flota del Norte.

Por otro parte, el Ministerio de Defensa ruso ha iniciado la modernización de sus cruceros nucleares de la clase Kirov. Actualmente, sólo quedaba en servicio ‘Pedro el Grande‘ (ver foto) pero desde hace semanas se trabaja en los astilleros de Sevmash con sus buques gemelos ‘Almirante Najimov‘ y el ‘Almirante Lázarev‘. Los planes es que dos de ellos estén desplegados en la Flota de Norte y el tercero en la Flota del Pacifico. La reforma incluiría el casco y la planta nuclear, así como una importante modernización de la electrónica y armamento, lo cual permitirá extender la vida útil de estos buques hasta el 2030-2040.

Su arsenal de armamento hará honor a su denominación de “crucero“. Se les instalará sistemas avanzados de misiles multi-módulo capaces de disparar una gran variedad de misiles y torpedos, incluyendo P-800 Yakhont (SS-N-26). También recibirá avanzados sistemas de defensa anti-aerea de misiles basado en el S-400 Triumf , incluyendo otros nuevos sistemas de defensa. Con todo ello, se estima que tendrán una capacidad total de carga de 300 misiles, convirtiéndolos en uno de los buques mejor armados del mundo, por no decir el más poderoso de todos ellos.

Los trabajos en el ‘Almirante Najimov‘ están algo avanzados y se espera que pueda entrar en servicio en el  2015.

Por último un toque “aéreo”  ¿Porqué?  Porque la Marina rusa tiene su propio componente aereo cuyos máximos exponentes son el bombardero supersónico de largo alcance Tu-22M3 Backfire-C y el mítico Tu-142 Bear-F dedicado a la guerra antisubmarina.

Ambos aviones (El Bear en su variante Tu-95MS) junto al bombardero Tu-160 Blackjack (ver foto), de la Fuerza Aérea,  realizaron cinco lanzamientos de misiles crucero en Lejano Oriente ruso, como parte de una misión de entrenamiento y chequeo de la operatividad de ciertos sistemas del componente estratégico aereo. Dichos bombarderos, junto a los aviones nodriza IL-78 y aviones de reconocimiento Tu-22MR forman el núcleo de la aviación estratégica rusa.

Los Tu-95, en particular, cumplen de forma regular misiones de patrullaje sobre el Pacífico y el mar de Japón. Aunque ateniéndose estrictamente a las normas internacionales es algo que irrita enormemente a las autoridades niponas que suelen protestar y expresar su descontento pero que por ello no evitar que Rusia continua con sus misiones de reconocimiento. No olvidemos el conflicto no resuelto entre Rusia y Japón por la soberanía de algunas de las islas Kuriles.

Las últimas perlas: Se han comprado tres fragatas Krivak IV para la Flota del Mar Negro y… se está construyendo un nuevo destructor de propulsión nuclear que seguramente esté finalizado en 2016.

Al parecer el oso despierta de su letargo.

6 comentarios en “El renacer de la marina de guerra de Pedro el Grande

  1. El sudeste asiático se va a convertir en un polvorín. Muchas armas en poco espacio y con países que no tienen miramientos a la hora de apretar el gatillo, Rusia y China entre ellos. Además, muchos de ellos son dictaduras o pseudodemocracias, por lo que le va a importar un pimiento lo que diga su pueblo a la hora de entrar en guerra; sin libertad de prensa podrán decir lo que quieran.
    Tiempos interesantes. Podríamos tener un choque de trenes antes de una década.

  2. SI te digo la verdad, a corto plazo Rusia y China no me preocupan. Lo de Rusia es un refuerzo de clara vocación defensiva. China, antes de mirar los recursos del norte siberiano y enfrentarse al peligroso “oso” ruso, tiene muchos intereses más lucrativos en el sudeste asiatico. No olvidemos que para paises de esta categoria, la guerra no interesa econocmicamente. Crea inestabilidad en los mercados y eso es lo que ha hecho gigante a China. Con la India pasa lo mismo.

    Corea del Norte, Iran, Pakistán… estos sí que son muy preocupantes.

    Un saludo !!

  3. Hola, estoy de acuerdo con la posible confrontación entre los nombrados antes. Con quienes lo harán vaya uno a saber..es un tira y afloja político-diplomático.

  4. No estoy de acuerdo, los chinos son muy pacíficos y para entrar en guerra hay que atacarles fuerte, mientras que los rusos hacen alianza con ellos para no tener enemigos incomodos a un lado (europa) y al otro (china). Forman parte de la mayor alianza militar-social y económica que la historia a conocido, OCS.

  5. Cierto lo de jose. Históricamente China ha asido mas invadida (Mongoles) que invasora. Su enorme ejército es más bien un sistema de dar salida y trabajo a los jóvenes, y una especie de escaparate de imagen. La verdad es que el PLA, “nunca ha sido derrotado” , como aseguran… ¡porque nunca ha combatido de veras!. Además, los chinos son demasiado inteligentes como para meterse en guerras que sólo son ruina y destrucción, y, por supuesto, destroce de mercados y comercio internacionales… ¡Que es precísamente donde los chinos pueden progresar y sacar ventaja!. Igual que Rusia y cualquier gran país moderno y civilizado. Efectivamente, dan pánico paísillos dictatoriales como Corea del Norte, o fanatizados al máximo, como muchos musulmanes, repletos de ignorantes y sin apenas capacidad de trabajo, ni de esfuerzo en el comercio… un desastre y un peligro muy real.

  6. Yo creo que Rusia se está armando en virtud de renovar su flota y tener un ejército relativamente chico comparado con el de USA pero muy bien armado y respetable, China más bien irá desarrollando su marina pero para ello necesita de un vecino estable y fuerte que le cubra la espalda, en esto se basa la alianza entre China y Rusia. En este momento Rusia es como el guardaespaldas de China y éste es como el tesorero de Rusia es una muy buena alianza siendo que uno tiene la tecnología y conocimientos necesarios para desarrollar armas excepcionales mientras que el otro posee el capital necesario y el factor humano en caso de que ambos se viesen amenazados.

Los comentarios están cerrados.