Boeing X-37B y ESA IXV. Los “mini-shuttles”.

El final tras 30 años del programa del transbordador espacial de la NASA no va a implicar el fin del uso de vehiculos espaciales reutilizables aunque no estén dedicados al transporte de seres humanos, al menos a corto plazo. Prueba de ello son los llamados “mini-shuttles”. Presente en el caso de los estadounidenses con su Boeing X-37B de la USAF y futuro a corto plazo para Agencia Espacial Europea (ESA), con el Intermediate eXperimental Vehicle (IXV).

Del vehículo espacial norteamericano ya hablé extensamente en el pasado en la entrada “Más sobre el Boeing X-37B” (pinchar en enlace) …

En estos momentos se encuentra en órbita el ATV-2, segundo prototipo de la USAF, en la misión USA-226. Fue lanzado el pasado 5 de marzo en un cohete Atlas V, desde Cabo Cañaveral y en estos momentos está operando en la órbita baja terrestre. Como es natural, los datos sobre la misión y la carga que leva es totalmente confidencial.

Según los datos conocidos puede estar hasta 270 días orbitando, antes de su aterrizaje en la Base Aérea de Vandeberg… pero yo estaría atento a la segunda quincena del mes de octubre😉

En cambio, las últimas novedades han venido de mano de la ESA, confirmando que en 2013, si todo va según lo previsto, se producirá el primer vuelo del Intermediate eXperimental Vehicle (IXV), un proyecto realizado en colaboración con Thales Alenia Space.

Con un peso aproximado de 2 toneladas (5 Tn. el X-37B), será lanzado desde el Puerto Espacial Europeo de Kouru, en la Guayana Francesa en un cohete Vega, el nuevo lanzador para cargar de bajo peso, y realizará una trayectoria suborbital. Posteriormente regresará a la Tierra como si se tratara de una misión de órbita baja, para probar y calificar tecnologías críticas en el reingreso tales como la protección térmica de cerámica. Se espera recoger una gran cantidad de datos durante el vuelo hipersónico y supersónico, mientras que esté siendo controlado por los propulsores y las aletas aerodinámicas. Tras dos horas de vuelo, finalmente descenderá en paracaídas y aterrizar en el Océano Pacífico a la espera de su recuperación y análisis.

El éxito del IXV podría dar lugar a una nave espacial de tamaño mayor que volaría en una órbita terrestre baja y volvería a entrar en la atmósfera, aterrizando de forma convencional como el X-37B en una pista de aterrizaje. Esta nave estaría lista para el año 2020 y cuyo desarrollo, pruebas y producción debería ser aprobado por los Estados miembros de la ESA para el año 2015. Dicha nave ya podría utilizarse para la puerta en servicio satélites, monitorización de la Tierra e incluso trasportar astronautas hasta la Estación Espacial Internacional. El tiempo y sobretodo los presupuestos dirán.

Con este video simulación sobre como será la misión del ESA Intermediate Experimental Vehicle en 2013 me despido por hoy.

3 comentarios en “Boeing X-37B y ESA IXV. Los “mini-shuttles”.

  1. El X-37 vendría cumpliendo las misiones que quiere la USAF para reconocimiento rápido que ha perdido con el SR-71. El X-37 puede orbitar bastantes semanas y tiene un factor sorpresa que no tienen los satélites los cuales son predecibles.

    A ver si con esto la USAF deja tranquila por un tiempo a la NASA que muchos de los problemas del Shuttle vinieron por los requisitos de la USAF (también pagaron buena parte del desarrollo aunque luego casi nunca lo usaron).

  2. Alfonso, aunque no llegaran a la decena las misiones del transbordador espacial encargadas por el Departamento de Defensa, el valor estratégico de dichas misiones, de los experimentos realizados y de los satélites puestos en órbita te digo yo que valían más que su peso en oro.

    El X-37B realmente suple está necesidad del Departamento de Defensa.

    Un saludo !!

Los comentarios están cerrados.