“Fase 2” en Libia. Apaches y Tigres en acción (Parte 1)

En el marco de la Operación “Unified Protector” de la OTAN, encargada de llevar a cabo todas las operaciones militares en Libia en virtud de las Resoluciones del Consejo de Seguridad 1970 y 1973, la mayoría de unidades navales que intervinieron al principio de la misión ya han tenido que realizar su relevo. Muchas de ellas, son buques que cumplen el mismo tipo de misión, como por ejemplo, el submarino español S-73 Mistral que relevó al S-74 Tramontana hace varias semanas.

En cambio, nuevas unidades navales y aereas se han incorporado al teatro de operaciones libio que se adaptan a las nuevas necesidades de la misión. Estas necesidades se centran sobretodo en poder atacar a las unidades militares libias como radares, lanzadores de misiles tierra aire, vehiculos blindados o edición de mando y control, que se encuentran en Tripoli o en zonas cercanas y con civiles cercanos. Esto complica el ataque a este tipo de objetivos militar y políticamente. Militarmente porque el uso de misiles de crucero, aire-tierra o bombas guiadas por laser a gran distancia, como se han ido utilizando hasta el momento pierden efectividad por la movilidad de algunos de los nuevos objetivos restantes de las fuerzas armadas libias o por estar situadas en medio de un ambiente urbano. Politicamente, porque la cercania de la población civil, hace que el riesgo de muertes civiles es muy elevado con el consiguiente reves internacional que tendrian dichas acciones.

Por todo ello, sin una resolución oficial que permita las acciones que impliquen las acciones públicas de tropas internaciones en territorio libio (recalco lo de “oficial” y públicas”), se hace necesario del elemento ideal contra tales tipos de objetivos: los helicópteros de ataque. Es por ello que en esta “Fase 2” que he denominado, de la operación de la OTAN en Libia, van a pasar a tener un elemento protagonista los dos mejores helicopteros de ataque del mundo: el WAH-64 Apache y el Eurocopter Tigre (HAP Version)…

Los primeros, son británicos y van a bordo del “nuevo” buque insignia de la Royal Navy ante la baja de sus portaaviones, el HMS Ocean, buque portahelicopteros y de asalto anfibio.

Los “Tigre”, franceses, van a bordo del LHD Tonnerre (clase Mistral). Los Tigre versión HAP pueden disparar cohetes de 68 mm y cuatro misiles Mistral aire-aire además de un arma ametrallador en el morro de 30 mm.

De hecho, hace dos dias, se produjeron los primeros ataques por parte del HMS Ocean. Envió a sus Apache del “Army Air Corps” contra objetivos de las fuerzas pro-Qadhafi: Un puesto de control y una estación de radares en Brega, a 120 kilómetros al sur de Bengasi y otros objetivos alcanzados que incluyeron vehículos militares, equipamiento militar de las fuerzas desplegadas.

En definitiva, un éxito total cuyos resultados deberían tener un exhaustivo análisis por parte de nuestras FAMET y las tripulaciones de sus Eurocopter Tigre HAD, (ver entrada relacionada) ya que el teatro de operaciones libio es muy similar al que se puedan enfrentar en futuras acciones militares, seguramente en el marco de alguna operación internacional.

(Continuará en la parte 2)