Asesinato en el… submarino inglés (S119 HMS Astute)

El HMS Astute atracado en el puerto de Southampton tras el incidente

El pasado 6 de abril, atracó en los muelles de Southampton (UK) la joya de la Royal Navy, el submarino nuclear de última generación HMS Astute. El viernes 8, durante la visita del alcande de la ciudad junto a otras autoridades se produjo un hecho escalofriante: Se produjo un tiroteo durante un cambio de guardia.

Dicho tiroteo fue provocado por el marinero Ryan Donovan y en el cual murió el oficial Ian Molyneux e hirió a los suboficiales Christopher Brown y vid McCoy, así como al capitán de corbeta Christopher Hodge quien sufrió heridas graves y continúa hospitalizado.

Royston Smith, miembro del sequito del alcalde fue quien desarmó el tirador. Manifestó que “Le empotré contra la pared, con una mano en el rifle y otra en él,  y él, luego le di la vuelta y le empujé contra la otra pared  y una vez en el suelo otras personas se abalanzaron sobre él”  Cabe decir que Royston Smith es un ex ingeniero de la RAF que sirvió en las Islas Malvinas.

Aunque el caso de asesinato del oficial jefe de armamento e ingeniería Ian Molyneux e intento de asesinato de otros miembros de la tripulación entra dentro de la jurisdicción de la justicia militar, se acordó finalmente que fuera la justicia civil la que llevase el caso. El HMS Astute partió el pasado 11 de abril hacia su base en Faslane (Escocia).

Pero ahora empiezan las preguntas ya que una simple busqueda en Google desvelaba que Ryan Donovan llevaba una doble vida como rapero llamado Reggie Moondogg y que aparecia en una web sobre “los cambios de nombre más locos” en 2009. ¿Como un hombre que se hacia pasar por un rapero llamado Reggie Moondogg, pudiera enrolarse en la Royal Navy, servir el submarino nuclear más moderno y sofisticado y estar armado para su servicio? Alguien que se habia alistado en la marina hace tan solo un año y que se encontraba sin empleo previamente.

A todo esto se añade un informe del Ministerio de Defensa hace dos años sobre defectos en el diseño de los submarinos nucleares Clase Astute que limitan las condiciones de vida de los marineros. Estas deficientes instalaciones en un submarino de la más última tecnología y que tiene un coste por unidad de mil millones libras (1.140 millones de €), podrían provocar problemas en la calidad de vida de la tripulación. Dicho informe, llevado a cabo por oficiales de alto rango, también expresó su preocupación por el aumento de la presión que sufre la tripulación debido a la escasez de personal experimentado.

Por cierto, que ya hablé del HMS Astute en la columna de opiniónUn héroe para tiempos difíciles

Sin duda, malos… muy malos vientos para la Royal Navy.