Un error informatico desvela datos vitales sobre la seguridad de los submarinos nucleares británicos

Información secreta y supuestamente clasificada sobre la flota de submarinos nucleares del Reino Unido ha sido accesible para los usuarios de Internet hasta que un tabloide nacional alertó del error a las Autoridades. El Ministerio de Defensa británico se vio forzado a admitir que un fallo de seguridad informática propició la exposición pública de datos sobre la vulnerabilidad de sus submarinos de propulsión atómica y sobre las medidas de autoprotección aplicadas por sus aliados de la Marina estadounidense. El informe militar, que evalúa las opciones de futuro para los reactores de los submarinos de reemplazo de la flota Trident, fue descargado en el sitio web del Parlamento, aunque al tiempo se bloquearon los apartados más sensibles, referentes a la incapacidad actual de afrontar “accidentes fatales”.

El bochorno ha sido mayúsculo, porque el mismo ministerio, que ayer aseguró en un comunicado que “nos tomamos muy en serio la seguridad nuclear“, se mostraba asimismo “agradecido a los periodistas que nos han llamado la atención sobre el asunto“. Más allá del sonrojo, o de críticas como las del diputado conservador y antiguo oficial del Ejército Patrick Mercer, ante la salida a la luz de detalles “extremadamente interesantes para los enemigos de Reino Unido”, el episodio ha recuperado para el dominio público un debate que atañe a los estándares de seguridad nuclear.

El informe desnudado al completo en Internet -y que lleva la firma del jefe de la oficina que controla la seguridad nuclear (Defence Nuclear Safety Regulator), Andrew McFarlane- data del año 2009, pero ha permitido concluir con la perspectiva del tiempo que los reactores actualmente emplazados en la flota Trident son muy similares a los que detonaron el desastre en la central japonesa de Fukushima I. La Royal Navy pretende sustituirlos por otros más seguros, en prevención de potenciales accidentes con el resultado de “numerosas víctimas” entre las tripulaciones de los submarinos, tal como revelaron el pasado marzo el diario The Guardian y la cadena televisiva Channel 4, tras acceder al análisis de ese material censurado por el Ministerio de Defensa, asi como la admisión de que los submarinos de Estados Unidos afrontan los desastres a bordo con unos procedimientos que son “el doble de seguros que los nuestros en áreas clave“. Toda una puntilla para el orgullo nacional de los británicos.

Fuente: Patricia Tubella de El Pais

Noticia perfectamente detallada por Patricia, lo cual es en una muestra más de la ineptitud del actual gobierno británico y el severo daño moral y estrategico que está infligiendo a sus Fuerzas Armadas y en especial a la Royal Navy.

Yo que no soy precisamente alarmista, pero  conviene no olvidar lo sucedido en febrero de 2009 cuando dos submarinos nucleares del tipo balísitco (SSBN), el británico HMS Vanguard y el francés Le Triomphant colisionaron en mitad del Océano Atlántico.

Los ministerios de Defensa británico y francés insistieron en que la seguridad nuclear no ha estado en peligro. A pesar de que ambas naves están dotados de sonares, ninguno detectó la presencia del otro posiblemente a los sistemas de camuflaje con los que están dotados, informó la experta en Defensa de la BBC, Caroline Wyatt y que era un incidente entre un millón cuando piensas lo grande que es el Atlántico… pero pasó.

El submarino británico tuvo que ser remolcado hasta su base de Faslane en Escocia. Por su parte, Le Triomphant tardó tres días en llegar remolcado hasta su base en L’Ile Longue en el noroeste de Francia.

Como he dicho, ambos son del tipo SSBN transportando en su interior 16 misiles SLBM de alcance intercontinental cada uno, con diversas ojivas nucleares que pueden llegar a varios centenares de Kt de potencia e incluso a superar los 3 Mt. Como referencia, la bomba que cayó sobre Hiroshima en la 2ª Guerra Mundial, la “Little Boy” provocó una explosión equivalente a 13 kt.