La misión secreta del Air Force One (por Chicho2_0)

Noviembre de 2003. Base Aérea de Waco, Texas. Un Jeep negro con un alto grado de secretismo se presenta en las instalaciones de Waco. Del vehículo baja el Presidente de los Estados Unidos en 2003 con un claro mensaje: “Nos vamos a Bagdad a pasar Acción de Gracias con las tropas”. Empieza “ La misión secreta del Air Force One”.

Air Force One es el indicativo que da el control del tráfico aéreo a cualquier avión de la Fuerza aérea de los Estados Unidos que transporta al Presidente de los Estados Unidos, por lo que no se trata de un avión especifico, aunque normalmente se trata de uno de los dos Boeing 747-200B con designación VC-25A, con innumerables modificaciones que los convierten en “la Casa Blanca del aire”. Ofrecen al Presidente de los Estados Unidos la capacidad de gobernar el país desde el aire. Estos Boeing 747 son aviones que no pasan desapercibidos, tanto en tierra como en el aire. Por eso la misión de llevar al Presidente al centro del conflicto en Irak en el año 2003, era una misión que no podía ser desvelada a fin de no poner en peligro la seguridad del Presidente y la de la tripulación del avión presidencial. 48 horas de secreto total para poder pasar 2 horas con las tropas en el dia de Acción de Gracias.

El Coronel Mark Tillman, sería el encargado de pilotar el VC-25A que llevaría a George W. Bush, hijo del ex presidente George H. W. Bush, hasta la zona mas caliente de Oriente Medio. En la Base Aérea de Andrews (Maryland) a escasos kilómetros de Washington, D.C. Listo para despegar sin tener que repostar en todo el trayecto el Boeing 747-200B nunca constó que despegara ese día en aquella hora.

¿Cómo hacer invisible un 747 en un trayecto tan largo?

Las pautas a seguir fueron, desde cambiar el distintivo con el que el Air Force One suele viajar, hasta cambiar códigos de seguridad, vuelo y hasta se hizo pensar que sería un avión Gulfstreem (tipo jet privado de tamaño mucho menor) y no el habitual VC-25A el que permanecería en el aire.

Al mismo tiempo, el “modelo gemelo” VC-25A viajaba en la misma dirección y preparado por si fuera necesario intervenir si al primer avión le pasaba algo. Una hora antes, aterrizaba en un país secreto que a día de hoy se desconoce la identidad. El Coronel que piloyaba el VC-25A “señuelo”, llamado Scott Turner, aterrizaba dando la excusa de que necesitaban una comprobación.

Mientras tanto, el avión en el que viaja el Presidente se preparaba para aterrizar en Irak. Para más seguridad, se decidió aterrizar al anochecer apagando todas las luces para no levantar sospechas entre los enemigos. Sin saber que se trataba el Air Force One, nadie en tierra supo que era el Boeing 747 presidencial hasta que no se detuvo por completo. Al Air Force One había aterrizado en Irak. Las siguientes dos horas, mientras el presidente cenaba con las tropas, la tripulación y el cuerpo de seguridad se ocupaban de mantener a punto y seguro el avión.

Una aeronave tan “especial” es un objetivo fácil si es descubierto en cualquier aeropuerto hostil. Una vez terminada la visita presidencial a las tropas, la tripulación no perdió tiempo en despegar, había que elevarse por encima de los 3.000 pies lo antes posible para evitar ser alcanzado por un misil tierra-aire.

Durante el tiempo que transcurrió en alcanzar esa altitud, el George W. Bush no paró de preguntar si ya estaban seguros…

Texto: Chicho2_0