El portaaviones español R-11 Principe de Asturias calienta sus músculos en aguas del golfo de Cadiz

Durante los días 6 y 7 de abril, el portaaviones R-11 ‘Príncipe de Asturias’ ha realizado, en aguas del Golfo de Cádiz, los ejercicios aeronavales programados en el calendario de la Flota para el presente año.

El portaaviones salió el pasado día 6 de la Base Naval de Rota con una Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB) compuesta por cinco AV-8B Harrier II y un helicóptero de la 5ª escuadrilla SH-3D. En los ejercicios también han participado helicópteros de la 3ª escuadrilla AB-212 y 6ª escuadrilla H-500.

El programa de actividades ha incluido ejercicios de defensa aérea y antimisil, calificación de pilotos de las diferentes escuadrillas de aeronaves, operaciones de apoyo aéreo a fuerzas desplegadas en tierra y ejercicios con la fragata F-81 ‘Santa María’.

Durante la calificación de pilotos se han realizado más de 50 operaciones de vuelo en la cubierta del ‘Príncipe de Asturias’. Los aviones AV-8B Harrier II Plus ha completado 20 tomas y despegues, 8 de ellas nocturnas, los helicópteros SH-3D han realizado 19 operaciones, varias de ellas con gafas de visión nocturnas, y los AB-212 han realizado 12 tomas y despegues.

El portaaviones ‘Príncipe de Asturias’ participo el pasado mes de febrero en las maniobras Noble Mariner, un complejo ejercicio junto a otras 13 unidades de la OTAN, en las que asumió una importante e intensa actividad aeronaval.

Este buque con sus capacidades aeronavales es una valiosa herramienta al servicio de la política exterior de España para la ejecución de operaciones convencionales, misiones de paz, ayuda humanitaria e imposición de las resoluciones de la ONU.

Ficha de la Armada Española