La Armada: eficacia contra el viejo alarmismo trasnochado

Si hay algo que nunca he soportado es la gente que intenta utilizar el miedo y una visión catastrofica de los hechos para justificar posiciones trasnochadas con débiles argumentos. Claro que para eso está la libertad de expresión y de opinión y el señor Jaime Garcia Del Cid está en su derecho de escribir columnas con un titular como “La Armada en peligro” cual estilo “Aquí hay Tomate” o cualquiera de esos programas de cotilleo que pudren las parrillas de la TV hoy en día…

La excusa para dicha columna de titular con tintes trágicos es una posible decisión por parte del Ministerio de Defensa de poner en venta uno de cuatro submarinos clase S-70 que dispone la Armada española. En primer lugar y en mi opinión, primer error, no cita fuentes concretas. Dice: “La publicación en la prensa española…” Sin citar concretamente el cuando y el quien.

Después se atreve a añadir “… ha encendido las luces de alarma de todas las salas de oficiales, no sólo de la Armada, sino también de los otros ejércitos.” Frase muy atrevida y difícil de creer. ¿Tiene amigos oficiales en todas las armas de las FAS? ¿Conoce a varios miles de ellos? Porque son unos cuantos los Oficiales que forman parte de las Fuerzas Armadas Españolas hoy en día, como para hablar de ellos como un colectivo con una opinión conjunta.

Pero lo más cachondo viene con la siguiente frase “Si el ejemplo cunde y el Ministerio de Defensa quiere hacer economías, puede ofrecer una Bandera de la Legión, de las pocas que quedan, a una compañía de seguridad tipo “Blackwater” norteamericana o el Grupo 45 de aviones VIP del Ejército del Aire a una aerolínea comercial.” La verdad, uno ríe por no llorar. ¡¡ Y todo esto solo en el primer párrafo !!

Si no fuera porque la noticia en sí me parece interesante ni me molestaria en utilizar la columna del señor Garcia del Cid como contrapunto, pero la verdad, me entristece que haya gente que lea ciertas cosas y pueda dejarse llevar por el, para mi, viejo alarmismo trasnochado.

Solo citaré una barbaridad más mencionada en dicha columna, ante la falsedad de la misma. “La venta del Siroco, uno de los cuatro con que cuenta la Armada Española, imposibilitaría en el futuro el control estratégico del Estrecho de Gibraltar en caso de conflicto con algún vecino norteafricano mal avenido.” ¡¡ Por favor !! ¿¿Pero es que en el contexto historico de hoy en dia alguien se puede creer que España entre en guerra contra Marruecos, Argelia o Libia?? Y lo que es más fantasioso… ¿¿En un periodo de 2/4 años vista?? Porque en 2013 la Armada española contará con la primera unidad de los submarinos clase S-80, posiblemente, el submarino no nuclear más moderno y sofisticado del mundo de esta nueva década.

En fin, creo que con esto ya puedo dar por zanjada mi opinión sobre la falta de argumentos de la columna del señor Garcia. Respecto a las unidades de superficie, también dice muchas barbaridades (y alguna verdad), pero eso será tema de otra columna aparte.

Sobre la noticia en sí misma, ya el pasado 13 de octubre, el comité de Navantia (la empresa naval española responsable de la contrucción de las Fragatas F100, el portaeronaves “Principe de Asturias”, el nuevo buque de proyección estratégica “Juan Carlos I”, etc…) vió con nuevos ojos la venta de las unidades S-70 a otros paises que no disponen de los recursos para comprar submarinos de ultima generación. Aunque los S-70 (clase Agosta) son unidades de casi 30 años, tras un proceso de actualización y modernización llamado “la gran carena”, pueden continuar siendo unidades navales totalmente válidas y optimas para armas de submarinos en crecimiento como pueda ser el caso de la Real Marina Tailandesa.

Pongo el ejemplo de la Real Marina Tailandesa porque precisamente dicho país está interesado en la compra de dos submarinos de “2ª mano” que les permita a sus marinos iniciarse en el servicio submarino, inexistente hasta el momento. Tal y como indicaba el Comité de Navantia, la posible venta de submarinos de la serie 70 a otros países puede ayudar a comercializar en mercados internacionales los nuevos sumergibles de la serie 80. Además hay que contar con el consiguiente ahorro en los costes de mantenimiento de dichas unidades por parte de la Armada Española. En caso de venta, dicha “gran carena”, de un coste aproximado de 25 millones de euros, podría pasar a ser costeada por el pais comprador.

Por tanto, no sólo veo aconsejable la venta de una unidad, sino de dos. Doble ahorro de costes de mantenimiento y mejora más doble ingresos que se podrían invertir en algo realmente lógico eficaz e interesante para la Armada Española, el compromiso de adquisición de una 5ª unidad S-80. Ello ayudaría a estar más cerca del “ideal operacional” de poder garantizar un submarino en el Atlántico y otro en el Mediterráneo al mismo tiempo en servicio en cualquier momento (el ideal sería contar con 6 unidades). Con cifras en la mano, el gobierno Tailandés consta de un presupuesto de casi 200 millones de euros. A eso hay que añadir los 50 millones de euros de ahorro para el gobierno español al evitarse usar del presupuesto de defensa la realización de “dos grandes carenas”. Aparte de los costes y averias del dia de dichas unidades durante los próximos 4 años que tampoco son pocos.

El precio de un submarino S-80 está en torno a los 600 millones de euros. Por lo que no es descabellado decir que dicha operación podría significar el hecho de disponer de un unidad ultramoderna y eficaz a mitad de precio para las próximas décadas. Por no hablar de los lógicos argumentos de Navantia que dicha venta favorecería la venta de futuras nuevas unidades con el consiguiente beneficio para la empresa que conserva accionario público y mantiene innumerables puestos de trabajo.

Alguien se preguntará ¿Y mientras tanto? ¿Qué hacemos con dos unidades? Evidentemente no se puede garantizar la operatividad de un submarino los 365 días del año, pero por algo estamos en la OTAN, ¿no? La mayoría de misiones “operativas” que realiza hoy en día la Armada Española en aguas del Atlántico, Mediterráneo o el Índico  son conjuntas con otras unidades navales extranjeras en el marco de la OTAN. De hecho, anteriormente ya hemos estado en esta situación tras el accidente del S-74 Tramontana el pasado diciembre de 2008. Las 4 unidades españolas debieron permanecer en puerto durante meses para la revisión de sus sistemas y la seguridad de los buques. ¿Pasó algo mientras tanto? Pues no.

Ante el alarmismo adornado de “y si…“, yo aporto fuentes, hechos y datos. Nadie es poseedor de la verdad absoluta y por ello esto es una columna de opinión, por lo que estaré encantado de debatir con argumentos sobre este tema con cualquiera de los que visitáis este blog.

Fuentes…

Comité Navantia cree que venta de S-70 puede abrir mercados internacionales (finanzas.com)

El héroe del submarino. Accidente del S-74 Tramontana (Vicealmirante Javier Pery Paredes para El Pais.com)

La Real Marina Tailandesa quiere comprar dos submarinos (En inglés. Bangkok Post)

El submarino S-80 (Video RTVE.es)

El Lince Analista

2 comentarios en “La Armada: eficacia contra el viejo alarmismo trasnochado

Los comentarios están cerrados.